Caro Angeli (Curly Interview 3)

Hoy en día definiría mi cabello como rulo, hoy en día lo quiero. En otro momento de mi vida habría calificado mi cabello como “chicha”, fastidioso, desesperante, antes no lo entendía. Yo tenía el pelo rulito de bebe, siempre lo tenía corto,  tipo “afrito” pero muy lindo. A medida que crecí mi cabello se alisó un poco y era ondulado. Era perfecto, me lo podía peinar seco y no se abombaba en lo absoluto.

El paraíso terminó con la pubertad, empezaron a aparecer unos rulos extraños. Mi familia es de cabello liso, muy liso. No tenían idea de cómo ayudarme a arreglármelo. Era algo trágico y frustrante, en el colegio estaba rodeada de niñas con melenas largas y lisas y yo me sentía atrapada con rulos.

Mi Mamá, viendo mi desesperación, buscó como ayudarme, como a los 13 o 14 años una peluquera la convenció de que un desriz de barro sería lo mejor para mi. En verdad no me quedó mal, parecía un liso bastante natural . A los 8 meses pasó el efecto del barro, y yo estaba empeñada en que me lo volvieran a hacer, en parte porque no entendía lo que era el cabello y me había resultado bien la primera vez, y pensaba que esa era la solución. El resultado fue desastroso, mi cabello perdió el brillo, se puso seco y se empezó a caer de una forma alarmante.

A raíz de eso yo empecé a preocuparme más por mi cabello y decidí cortármelo, porque necesitaba quitar todo lo malo para que empezara a crecer sano. Ese fue el inicio de una guerra con mi peluquera de toda la vida. Yo quería buscar una identidad con mi cabello y ella se oponía. Luego de pelear, por fin me lo cortó por las mejillas, pero recto, según ella los cabellos rulo no tenían más posibilidades que cortes rectos y lo ideal era tenerlos siempre largos. El corte no fue para nada lo que había pedido.

Cualquier momento especial requería que secara mi cabello, no me gustaba mi cabello rulo, ¿Cómo me iba a gustar? Si a todo el mundo le gustaba mi cabello liso. Hoy en día aún tengo familiares que son recelosos cuando uso mi cabello al natural.

Mi aceptación de los rulos fue paulatina, en parte porque no estaba dispuesta a hacerme otro desriz, prefería verme como el Rey León que a maltratar de esa forma a  mi cabello de nuevo. Algunas vacaciones trabajaba en un campamento, allí había menos énfasis en la apariencia física y por ende en el cabello. Empecé a conocer a personas con cabello similar al mío, un amigo de la Capoeira me dio muchos tips en el cuidado del cabello, usaba cremas de peinar para el cabello rulo. En verdad vislumbré lo que era un cabello rulo sano y bonito y eso me dio esperanza.

A mi siempre me han gustado los cortes exagerados de cabello, para cambiar drásticamente como me veo.  Acababa de terminar una relación sentimental e iniciar otra, así que para mi, era el momento ideal para un corte de cabello, un poco por encima de las mejillas. Le llevé a la peluquera una foto del corte que quería , era una foto de Audrey Hepburn en la película Sabrina, de nuevo el resultado no fue lo que estaba esperando.

Hace como 2 años, empezó la moda de la Keratina (no la Keratina con formaldehído que se usa para alisar, sino un producto natural que lo que busca es hidratar el cabello). Mi hermana se la hizo y su cabello quedó fenomenal. Fui a la peluquera que lo hacía e intenté el tratamiento. Pude ver el cambió,  no sólo de usar un buen producto, sino del efecto de la mano de un buen peluquero, de alguien que sabe de cabello y que le pone amor a cuidar el tuyo.  Mi cabello empezó a crecer muy rápido, los rulos estaban largos y había recuperado el brillo.

Decidí llevarle la misma foto de Audrey y ella me explico como hacerlo funcional para mis rulitos, y además moderno/clásico, por fin me hicieron el corte que siempre había querido.

Por ahora no busco tener el cabello largo, pero a veces lo extraño, en estos momentos el cabello corto es más yo.  Ya no siento a mi cabello como un ente aparte de mí con el que tengo una relación de amor/odio, ahora mi cabello soy yo, somos una unidad.  Diría que ahora que estoy contenta con mi cabello, que ahora que estoy contenta con lo que soy, esa felicidad se irradia y la gente lo nota, y quizá lo notan como “cabello lindo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s